Posteado por: javibrasil | 28 abril 2019

CUANDO

Cuando estamos tumbados en la playa
—gritos de niños
microsilencios en las olas—
leyendo el último e intrascendente
libro de novela negra escandinava:
nos estamos muriendo.

Cuando el inmóvil homúnculo verde
nos agobia con su intermitencia
—aparezco,desaparezco,aparezco—
exigiéndonos, recomendándonos, rogándonos
que pasemos ya al otro lado de la calle:
nos estamos muriendo.

Cuando estamos frente a ese desmesurado,
monstruoso utero verde
botellas, tarros, frascos
y oimos con placer el crac vítreo de cada objeto
cayendo desde un abismo limitado:
nos estamos muriendo.

Cuando viendo la televisión,
esperamos con impaciencia y desgana
si el árbitro concede finalmente el gol
—un partido, una eliminatoria,
una final, lo evanescente:
nos estamos muriendo.

Y asi cien, mil, millones de veces
sin darnos ni siquiera cuenta.
Y nos reimos, nos enfadamos,
nos abrazamos, odiamos, amamos
miramos las cigüeñas, ordenamos cajones
compramos cosas innecesarias…
sin ser conscientes
de que la única solución
la exclusividad de  no estarnos muriendo
es, en definitiva, estar ya muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: