Posteado por: javibrasil | 20 mayo 2016

INTENCIONES

Se despertó. No quiso mirar la hora. No quiso mirar a los ojos inyectados en sangre del reloj. Que se joda el insomnio. Se quitó el pijama y lo lanzó contra la pared con cierta rabia contenida. Una irregular pelota textil haciendo un ruido sordo. Blando. Abrió un poco las piernas y puso sus manos pegadas al cuerpo, y se concentró en no pensar en nada. Mentira. Intentó concentrarse. Era imposible. Imposible. Imposible, sí. Cambió de táctica. Pensó en un muro blanco sobre el que se proyectaban unas letras en blanco en las que se leía la palabra “blanco”. Gris. No podía imaginar el color blanco, recordar cómo era. Aterrador. Se conformó, resignado. Y pensó blanco, pero en gris. Tenía el convencimiento de que si se esforzaba lo suficiente, podría levitar. Era así. Le parecía tan lógico y tan evidente que le dieron ganas de reír. Después tuvo miedo y eso le tranquilizó. Siguió concentrándose. Muy. Atento a si se desprendía aunque sólo fueran unos milímetros del tacto cálido y algo húmedo de la sábana. De color teja, era la sábana. No sabe cuánto tiempo estuvo así. Finalmente, se durmió.

Pero no, no, no. El sólo quería levitar. Sólo eso.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: