Posteado por: javibrasil | 30 agosto 2015

MONÓLOGO

—Y tú, ¿qué coño miras, imbécil con esa expresión bovina en tu estúpida cara? ¿De qué vas? ¿A quién pretendes engañar, con esos ridículos aros en tus orejas y ese tatuaje de macarra en el brazo? No te equivoques: detrás de aquel horizonte, cada vez más cercano, está tu medio siglo. A partir de ahora todo será ya cuesta abajo. Miéntete si quieres. Mírate tus ojeras, cada vez más profundas, tu barba cana desaliñada, tu obesidad asquerosa, tu mirada llena de desesperanza. ¿Quién eres? Ni siquiera lo sabes, idiota. Eres sólo uno más en este frenopático circular diseñado y patentado por Dios y patrocinado por el Big Bang. Me das asco. O pena. O ambas cosas. ¿Qué coño te has creído? ¿Qué diablos miras?

—Nada, solo te miro a ti.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: