Posteado por: javibrasil | 15 agosto 2015

AUTORRETRATO APÓCRIFO

A los inuits no nos gusta mucho hablar de nosotros. Preferimos hacerlo del hielo, de las focas, del cielo. Tengo 52 años y aún recuerdo cuando mis abuelos llevaban una vida nómada, siempre en busca de la caza, de la comida, de la vida. Hace tiempo que vivimos en la ciudad. Trabajo en una empresa que transforma madera importada y mi mujer cuida de nuestros dos hijas pequeñas, Silpa y Lisetta. Johannes hace tiempo que se marchó a estudiar a Nueva York y sólo viene a visitarnos una vez al año. Me incomoda que pierda nuestras raíces, pero es su decisión. Me gusta pescar, juntarme con mis hermanos y sobrinos en vacaciones, dar largos paseos en solitario en la moto de nieve y los concursos de la televisión. Sueño con ir a Venecia, y me gusta que sea solo eso, un sueño. No me gustan los turistas, el fútbol, ni la sopa de caribú. Llevo casado 32 años con Sanna. Somos moderadamente felices, lo suficiente. No necesitamos más para completarnos y complementarnos. En pocos años me jubilaré y espero abandonar la ciudad y volver más al norte, donde nací y pasé mi infancia. Ahora todo es muy diferente, y no me gusta. No sé qué más contar, quizás solo una cosa más. Me gustan más los silencios que las palabra.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: