Posteado por: javibrasil | 7 diciembre 2013

APARICIÓN

Me pareció descubrir la figura del rostro de Jesucristo en las vetas blanquecinas del mármol rosado que adornaba el imponente pasillo. Era un Jesucristo sereno, con unos afilados y brillantes colmillos anhelantes de sangre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: