Posteado por: javibrasil | 27 marzo 2013

DESOLACIÓN

Son las siete de la mañana. El tipo es delgado, de mediana edad, con un bigote anclado con determinación en los años setenta. De la mano lleva una correa de cuero negro y al final de la correa, un pequeño perro blanco, muy blanco, blanquísimo, con un estúpido mechón de sus lanas recogido con una cinta rosa. Ambos están en la entrada de un hospital, solitario a esas horas.

El perro ladra con dirección a la puerta. Ladridos regulares como un metrónomo.

Me ha parecido la viva imagen de la desolación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: