Posteado por: javibrasil | 5 mayo 2012

GUIÑOS

Me senté
En esa especie de sucedáneo
De terraza cubierta
– Sillas azules –
Dando ligeramente la espalda
A un gran televisor de plasma
(No me di cuenta entonces
Del polisémico humor negro)
Que emitía un programa
De autopromoción
Junto a una máquina de vending
Que en vez de vender coca-cola
Zumos de naranja o snacks de queso
Vendía rollos de esparadrapo
Y pañales descartables

En las manos tenía una revista
A la que no podía aferrarme
Por muy grandes y escarlatas
Que fueran sus titulares.
Me fijé que afuera
Los gorriones se posaban
Sobre una papelera
Vestida de satén negro

Comenzó a llover

Como una flotilla organizada
Los pájaros, los gorriones
Con sus movimientos de cabeza
Tan espasmódicos
Tan absurdamente simpáticos
Comenzaban a despegar
Destino: árbol
Tiempo estimado de vuelo: cinco segundos
Uno a uno, con un orden
Casi obsesivo
Que yo quise interpretar a mi favor
Sin conseguirlo

Y seguía lloviendo

Atrás, las montañas
Salpicadas de la nieve tardía
De los últimos días
Y el sol que se filtraba entre las gotas
Con cada vez más fuerza

Pero estaba claro que ese día
Ni el arco iris
Ni el puto arco iris
Estaba dispuesto
A hacerme un pequeño guiño
Aunque es cierto
Que cuando me levanté
Yo no lo vi, no
Pero hay quien me jura
Que tras mi cabeza cabizbaja
Comenzó a aparecerse
Débil y brillante
Luminoso quizás
Pero, insisto,
Yo no lo vi.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: