Posteado por: javibrasil | 22 diciembre 2011

CURVA

Me lo dijo ayer
Un compañero de trabajo
Qué te pasa hoy, Javi
Estás un poco tristón

Y quizás, sí
Quizás él tenía razón
Y yo ni siquiera
Me había dado cuenta

A veces es difícil elegir
Entre tantos apellidos
Que tiene la tristeza
Como una dama noble
De porte elegante y ausente

Cuando regresaba a casa
El autobús adelantó
A una pequeña furgoneta blanca
De reparto de carne

Ángel y Félix
Decía en el portón trasero
Félix y Ángel
Decía en el lateral
Confieso que me agradó
Ese inocente equilibrio onomástico

Cuando el autobús estuvo a su altura
Miré por la ventanilla
Y vi como el conductor de la furgoneta
Un tipo regordete y con perilla
Como un otro yo
Frente a un espejo invisible
Me sonreía y me decía adiós con la mano
Con un gesto tan infantil y amable
Que me arrancó una sonrisa
A mí
Que me vanaglorio de venderlas tan caras

Y nunca se puede sospechar
Si el antídoto a la melancolía
Se encuentra a la vuelta de una curva
Aunque sólo tenga efecto
Durange el fugaz instante de un parpadeo
O el bocinazo agudo de un claxon.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: