Posteado por: javibrasil | 11 mayo 2010

PESADILLA MONTERROSIANA

Cuando despertó, Esperanza Aguirre y Joseph Ratzinger todavía estaban allí. Y se besaban apasionadamente. Hubiera dado cualquier cosa por ser devorado por el dinosaurio.


Responses

  1. Ja,ja,ja,… muy buena la vuelta de tuerca de Monterroso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: