Posteado por: javibrasil | 11 mayo 2010

PERCEPCIONES

Su compañera de trabajo fisgaba a todos y de todos cuchicheaba, secreteando en voz minúscula y cursiva. Un día le oyó decir que, en realidad, ella detestaba a los cotillas, pero que por el contrario, amaba con pasión la disección antropológica. Desde ese día la admiró más.

Pero sólo un poquito.


Responses

  1. “Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas”

  2. Al hilo de uno de tus últimos posts, y formulando de nuevo una figura del lenguaje, me sorprende que alguien tan COTILLO, sea capaz de disfrazarse de paráfrasis verbal…
    No obstante, y lo digo con disgusto, me gusta la expresión “diseccionadora antropológica”…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: