Posteado por: javibrasil | 9 junio 2009

PORTUGUÊS

Carta enviada ayer a la sección “Cartas al director” de El País:

 

Señor Director:

Decía hoy El País en su página 11: “…los trabajos de identificación no se realizarán en la isla sino en la ciudad de Arrecife.” La trágica historia del avión de Air France desaparecido en las aguas del Atlántico ha servido una vez más para constatar la ligereza, el desprecio me atrevo a decir, con que su diario trata aquellos idiomas que no son el inglés. En este caso, decir Arrecife en vez de Recife, que es el nombre de la ciudad al nordeste de Brasil, no deja de ser un error, un descuido sin importancia. Pero me molesta, porque no concibo que se escriba mal ningún nombre en inglés en su periódico. Mientras la anglo-invasión lingüística avanza imparable, seguiremos oyendo eso de que algunos tienen blog, pero no diario, o bitácora, hermosa palabra, u oiremos cómo nos enviamos los links al mail, y no los enlaces al correo electrónico.

Durante todo el año, El País se va llenando, lentamente pero sin pausa, de pequeños errores en el uso de palabras en portugués: traducir nombres de ciudades (¿Qué será lo próximo? ¿Hablar de lo hermosa que es la ciudad de Rio de Enero?, y una constante e irritante confusión entre los acentos circunflejos y las tildes. Pero bueno, no importa. No importa que sea un idioma hablado por casi 250 millones de personas. Con saber decir caipirinha nos vale. Siempre nos quedará el inglés.

Así pues, al igual que Manuel Vicent escribe año tras año su aburrida columna antitaurina, yo escribiré, año tras año, una carta criticando el desprecio con que en su diario, ex-periódico independiente de la mañana, trata el portugués, uno de los idiomas más bellos del mundo.

Obrigado (por si no lo entiende, quiere decir thank you)

Anuncios

Responses

  1. te han hecho caso, ya ponen recife. perdonas un poco?

  2. Nada, Carla. Soy un tipo duro y rencoroso 😉

  3. javi,linda carta! a TVE chamou a ilha de Fernando de Noronha de Isla de “San” Fernando de Noronha… quase tive um treco. já cansei de escrever e corrigir el pais, el mundo e cia, nunca tive resposta. agora experimenta corrigir alguma info nos jornais brasileiros: a resposta é quase imediata. somos diferentes, apesar da mentalidade colonizada.

  4. En esta ocasión discrepo. Me parece un asunto muy interesante que debe afrontarse desde varias ramas de la Lingüística a la vez, aunque quizás en este caso, dado tu enfoque, debamos movernos únicamente dentro del ámbito de la Sociolingüística (hasta que se funde la rama de la Politicolingüística, que todo se andará).
    Existe, efectivamente, un sentimiento patriótico (mejor, tal vez, proteccionista) de la lengua que reivindica el uso exclusivo del topónimo autóctono, independientemente del idioma en que nos estemos expresando (también del antropónimo —¡yo me llamo Josep Lluís!—, aunque no es este caso. Tampoco me imagino a José Saramago pidiendo a los lectores que pronuncien la jota y las eses de su nombre en portugués. Es curioso: en este caso se castellaniza el nombre, pero no el apellido [jaramago], como en Río [con tilde] de Janeiro [pronunciado con jota]. Bueno, tiene su explicación pero es otro asunto).
    Quienes defienden este sentimiento (o esta idea) argumentan, por lo general, que así debe ser porque el uso castellano resta dignidad a la otra lengua y actúa sobre ella de modo invasor e imperialista (a veces se dice también fascista y franquista), oprimiéndola y, por extensión, produciendo estos mismos efectos sobre sus hablantes o usuarios. Además, son múltiples los ejemplos con que se ilustran estos argumentos, siempre válidos, y no pocas las acusaciones de que el uso castellano está motivado, asimismo, por una animadversión (por no decir odio) hacia la otra lengua.
    Sim embargo, creo que, aun aceptando que existan algunos casos así, me parece que las lenguas deben ser lo suficientemente flexibles y estar lo suficientemente vivas como para poder incorporar a su léxico cualquier cosa que haya sido nombrada en otra lengua, adaptándola según sus propios rasgos fonéticos (de pronunciación), gramaticales y ortográficos. De este modo, creo un avance para el castellano poder decir Londres y no tener que decir London,; poder escribir «Múnich» y no «München»; Nueva [ciudad de] York y no «New York», Copenhague y no «Kobenhagen». Curioso es el caso chino, que hemos pasado a decir «Beijing» aunque el perrito siga siendo pequinés. Lo mismo diría del caso de Arrecife. Y no quiero entrar en el asunto de quitarle el artículo a (la) India, a (la) Argentina y a (la) China —naranjas de la China).
    Además, como hablante de gallego que soy, me parece muy bueno que pueda decirse Nova Iorque, Xerez, Badaxoz, Xerona; y me parece igual de estupendo que en catalán se pueda decir Terol (Teruel), La Corunya. También es bueno para el inglés que se pueda decir, por ejemplo, «Catalonia» (is not Spain). Las lenguas no son más que un conjunto de posibilidades expresivas. Cuando se restringen por la mano del hombre estas posibilidades, la lengua pierde poder expresivo, capacidad comunicativa, vida. Y, claro, dejan de sernos útiles. Las lenguas se pierden por falta de hablantes, no lo olvidemos.
    En cuanto al agravio comparativo (¿por qué Nueva York pero no Güasinton?). Porque no existe una norma, y la adaptación a una lengua atiende a muchos criterios a la vez y no solamente a uno. Es más fácil traducir Recife («rochedo ou grupo de rochedos à flor da água e um pouco afastados da costa ou praia») por Arrecife («banco o bajo formado en el mar por piedras, puntas de roca o poliperos, principalmente madrepóricos, casi a flor de agua») que traducir Washington (si es que tiene traducción) o Rio de Janeiro (aunque sí se puede leer mucho «Río de Janeiro»), que se pronuncia, en castellano, con la jota castellana (distinta de la aragonesa).
    De verdad que me resulta un tema apasionante, sobre todo porque no está resuelto todavía (nunca lo ha estado ni lo estará; la solución es siempre personal) y porque asistimos como testigos a ello.

    En cuanto al comentario de Anlene, creo que refleja muy bien una parte de este discurso al que aludía, reflejado perfectamente en «agora experimenta corrigir alguma info nos jornais brasileiros: a resposta é quase imediata. somos diferentes (!), apesar da mentalidade colonizada (!)».
    Espero que tu carta tenga respuesta satisfactoria para ti.

  5. Ojú (en andaluz, que es lo verdaderamente español), Duarte. Eso es un comentario y los demás son tonterias, do you know.

  6. Bueno, mañana mismo podría escribir otro diciendo todo lo contrario de lo que he dicho. La verdad es que no estoy convencido de casi nada en este mundo…

  7. Te reto a ello 😉

  8. No debemos olvidar que, además de herramientas comunicativas, las lenguas son símbolos y, como tales, su uso está cargado de connotaciones; además, la spersonas que se preocupan por este valor de las lenguas son mayoría en el mundo.
    El valor simbólico creo que es evidente, no vamos a ponernos a dar ejemplos ahora, basten el saludo de Obama en árabe, el “bona nit” cuando conectamos con el Nou Camp, el rey hablando en alguna de las lenguas cooficiales o -el mejor de todos- Aznar y sus intimidades catalanas. Y son símbolos puesto que, salvo excepciones, están en el origen (y forman parte de la historia) de un pueblo o de una nación o de una comunidad o grupo étnico (tengamos en cuenta el caso del romaní).
    Por lo tanto, dado este valor simbólico tan fuerte, el uso de los medios de comunicación ha de ser lo más respetuoso posible para no herir la sensibilidad de ningún hablante mediante los agravios comparativos, como es el caso que tú denuncias, que habría tenido tan fácil solución como dejarlo escrito en lengua autóctona, ya que no supone ninguna interferencia y se dignifica a través del medio dicha lengua. Quizás se pueda solucionar (en parte) este problema elaborando nuevos libros de estilo. Digo “en parte” porque, una vez elaborados dichos libros de estilo, hay que leérselos. En fin. ¿Te han hecho caso? Espero que sí.

  9. Caso no me han hecho ninguno, pero…qué grande eres, Duarte, coño.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: