Posteado por: javibrasil | 12 mayo 2009

EFRAÍN

A Efraín no hay forma de seguirle su rutina, pero cuando me lo encuentro, apago mi MP3 y escucho su bandoneón hasta que la vorágine del metro devora las notas y vuelvo a refugiarme dentro de los auriculares.
Efraín toca tangos.
Efraín sigue el ritmo con los pies, enfundados en unas zapatillas blancas que, no sé porqué, me inspiran una ternura infinita.
Pero sobre todo, Efraín sonríe. Sonríe siempre. Y eso sólo está al alcance de los héroes.

Anuncios

Responses

  1. Lo de la sonrisa es algo que me sorprende a diario… sonrisa franca, tierna, como sus zapatillas… y ese ritmito que no deja de marcar con sus pies….

    Aysssssssssssssssssssssssssss, Efraín…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: