Posteado por: javibrasil | 6 mayo 2009

EL PEZ SIN NOMBRE

Saqué el pez sin nombre de la pecera y lo coloqué en un plato de papel con la cara de Bart Simpson dibujada en amarillo. Durante algún tiempo agonizó, boqueando, lanzando besos grotescos en cada escorzo circense que lanzaba contra el aire. Cuando dejó de moverse conté hasta sesenta y lo tiré por la taza del váter. Mientras perdía de vista su hermoso color naranja en el ojo del remolino, sentí una extraña sensación de vacío, asco y tristeza.

De eso se trataba.

Supongo.

Anuncios

Responses

  1. 😦


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: