Posteado por: javibrasil | 9 abril 2009

LA HUIDA

Y huyo. Me resbalan por mi muñeca, rumbo a las dunas de papel, letras de oscura sangre brillante y gelatinosa. Inician una frase desde un pequeño charco, que como un nadador náufrago y exhausto, deja un reguero incierto de su trayecto sobre la arena blanca. O quizás sólo son lágrimas negras rasgueadas por una guitarra invisible. Y huyo. Me encargo de adjetivar ampulosamente sustantivos que exigen plena desnudez para justificarse, y desvisto algunos otros que reclaman con trazos violentos ser copulados por algún adjetivo preciso o estridente. Y huyo. Ampuloso es una palabra ampulosa. Sereno es una palabra serena. Sinuoso es una palabra sinuosa. A veces, pocas, las palabras no mienten, y eso me desconcierta aun más. Despliego mi paraguas vetusto y rebota sobre él una finísima lluvia de afilados acentos que interrogan con violencia todas las preguntas inciertas. ¿Por qué huyo? ¿De quién? Nunca hay que mirar atrás cuando huyes. Nunca. No queremos cobardes torpes junto a nosotros, queremos sólo cobardes. Y orgullosos de serlo. Tomo impulso sobre unos perfectos e inesperados puntos suspensivos…

… Y huyo. Me adentro en un embaucador laberinto de sinónimos. Giro a la izquierda en la fuga, me doy de bruces contra la evasión. Una fuente ridículamente colocada en el medio del laberinto escupe puntos y comas que recojo y me guardo en los bolsillos como un niño en la cabalgata de un parque de atracciones solitario y desolado. Después de mucho tiempo, y de haber tenido que desprenderme de alguna coma, encuentro el pasillo de salida, flanqueado por espejos cóncavos que dificultan y deforman mi huida: Fugir, to flee, fuir, fliehen. A veces la oscuridad y el miedo se precipitan sobre mi y prefiero cobijarme y acurrucarme entre frases subordinadas, tan alejadas de la certeza, tan postizas, tan mentirosas pero tan profundas y cálidas que podría quedarme en ellas para siempre. Pero no. Tengo que huir. Frases cortas como truenos. Metáforas sin lustre. Desaciertos encadenados. Colores. Puntos y aparte.

Y huyo, porque huir escribiendo es lo único que sé hacer en la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: