Posteado por: javibrasil | 29 agosto 2007

CINE

Mi sobrino D., que tiene cuatro años, fue la semana pasada por primera vez al cine. Cuando entró, la sala ya estaba a oscuras y en la pantalla proyectaban los primeros trailers. D. se quedó parado, con los ojos bien abiertos, y desde la inteligencia vivaracha de sus cuatro años exclamó: “Es lo más bonito que he visto en mi vida.” Y, claro, yo, que soy un sentimental (un defecto como cualquier otro que intento combatir con mis armas), me acordé de Totó, y de Alfredo, y de la plaza es mía, y del padre Adelfio, y de Elena, y de cuando acabarás, verano maldito, y del pueblo de Giancaldo…

Y me acordé mucho de Cinema Paradiso.

Anuncios

Responses

  1. Me alegro de que a D le gustara la experiencia.

  2. La maravillosa espontaneidad de los niños, su capacidad de asombro intacta, y nuestra indisimulable ternura, a los pies de sus palabras.

  3. Qué gracioso, jejeje. Lo más bonito que ha visto en su vida, jejeje.
    Un abrazo

  4. Es bonita la anécdota. Ciertamente sí.

  5. Dios, qué bonito!!! Pues sí, menudo puntazo a lo Cinema Paradiso. Un beso, Javi… Hace tiempo que no se te ve por Albanta. A ver si vuelves que Kaki ha vuelto a ganar y no puede ser 😛 Un beso!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: