Posteado por: javibrasil | 15 mayo 2007

EL ÚLTIMO INSTANTE

En el ultimo instante, cuando todos los temores me eran ya tan inasumibles y los dioses, minúsculos o Mayúsculos,a los que recurrir y clamar, aunque fueran bajo falsas promesas y preces paganas a devolver con intereses, me parecieron tan escasos y débiles, en ese instante, le confesé que durante toda mi vida había sido un hijo de puta, un enfermo social, un egoísta vil, con una metástasis de ruindad que había acabado por destrozarnos a los dos. Ella me cogió la mano, me la besó, soportando yo la vergüenza de que oliera esas miasmas nauseabundas de los que ya no estaremos, o peor aun, y peor aun, de los que ya no seremos, y en un susurro apenas audible en el roce de sus labios resecos de dolor en mi oído me dijo antes de marcharse: lo sé, amor mío, por eso llevo tanto tiempo intentando salvarte, por que te amo más que nada en este mundo.

El sonido herrumbroso y penetrante de unas tijeras hizo que supiera, en realidad, lo último que supe en mi vida, que Átropos me estaba esperando para ajustar las cuentas.

Hazlo.
Hazlo, por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: