Posteado por: javibrasil | 5 junio 2006

VISITA

Eran casi las cuatro de la madrugada y el reloj ya llevaba un rato devorándole. Se vistió lánguidamente y salió a ocupar las calles. Pisó los adoquines humedos y taciturnos, dobló cada esquina saciada de orines, visitó los nuevos y viejos ataudes de cartón que exhalaban sucio vaho y regresó a casa. Se desvistió con esa misma indolencia primitiva y volvió a meterse a la cama.

Asi era mucho más fácil conciliar el sueño.


Responses

  1. ¿noche de insomnio?

  2. No sé si me serviría.

  3. Uffff, vaya vida más triste, pero que desafortunadamente hay mucho caso así en la vida actual que llevamos.

    Besos,

    PALOMA

  4. Visita o encuentro? Percepciones de vida?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: