Posteado por: javibrasil | 6 abril 2006

ESCALERAS

Cuando era pequeño tenía un profundo temor, casi nunca confesado, a las escaleras mecánicas. Pensaba que al llegar al final, no conseguiría dar ese último paso que me devolvería a tierra firme, perdería el rastro de la mano de mi madre y sería engullido en el retorno invisible de la escalera, yendo a parar a obscuros y tenebrosos lugares de los que jamás conseguiría retornar. Hoy, viniendo a trabajar, me encontré con que a uno de los tramos de escaleras mecánicas que conducen a la calle le habian realizado una autopsia salvaje, y que, casi esquelética, esparcía sus restos oxidados y negruzcos por pasillos y descansillos. Por un instante, tuve una sensación desasosegante que me devolvió a mi infancia y comprendí que, con el paso de los años, lo único que había hecho era cambiar el rostro de mis monstruos….

Anuncios

Responses

  1. Vaya. Yo no pensaba que me fuera a comer. Más bien que podía quedarme enganchada, o caerme.

  2. Las regresiones a la niñez son frecuentes, sobre todo en estados de estrés. Cuídate.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: