Posteado por: javibrasil | 9 septiembre 2005

LA FUENTE ESTÁ SECA

La fuente está seca coma muda coma silenciosa coma esperando que llegue el con hache intercalada deshielo se abre paréntesis principios de mayo se cierra paréntesis coma para que el agua brote de nuevo coma veloz y transparente coma desde las montañas de con letra mayúscula Orzán coma y,unos segundos, solo unos segundos, dejo de leer, alzo la vista y oigo, en un vacío postizo, sus aplicados silencios, los bostezos de la madera de los viejos pupitres, todo reciclado en un rumor único, coma el olor a retama coma a con hache intercalada albahaca y coma blanco de neón, amarillo madrugador, veintisiete rostros, ingenuos, infantiles, con la inocencia plena en sus miradas, en sus muecas, en sus risas, o mejor, veintiséis caras así y ella, Eva, que junto al petirrojo coma oímos cantar en los albores de cada nuevo amanecer coma porque ella, Eva, ella es diferente, otra, distinta, yo a Eva la amo, o mejor aun, la deseo coma la espigada espadaña de la desangelada iglesia coma las cigüeñas coma majestuosas y elegantes coma tiñendo de blanco y negro las con esa boca fresca, pequeña, de blanquísimos dientes, y cuando escribe, saca la puntita de su rosada lengua que imagino navegando en la mía, en mi boca, en mi lengua, mezclándose con mi saliva coma el tañido poderoso de la campana nos despierta cada día coma su pubis, apuntes de vello rubio, suave, esperándome, provocándome, incitándome, coma de la cosecha punto y aparte.Con mayúscula Cuando el verano comienza a declinar coma cuando los atardeceres se vuelven mas leves y sanguinolentos coma y cuando sus breves pechos, apenas perfilados, dibujados, pero insinuándose bajo su camiseta blanca, y que ya comienzan a erguirse coma y que yo quiero tocar, chupar, morder, lamer, acariciar con mis ávidas manos, entonces las hojas empiezan a transformarse coma y el verde intenso y monótono deja paso a una con equis explosión de tonos ocres que saturan nuestros ojos coma nuestros que sienta mi sexo, duro y violento en su pequeña e inocente boca, y lo embadurne con su espesa saliva, que me sienta recorriendo todo su trémulo cuerpo, conociendo cada pliegue, cada cavidad de su hermosa y delicada blancura dos puntos cedros coma chopos coma sauces coma vuelvo a alzar la vista y me encuentro con su mirada, tan tierna, tan débil, acaso neutra, ¿sumisa? que hace que sienta mas asco por mi pero coma para que nazca el nuevo también mas deseo año punto y final.

El timbre afilado y agudo que retumba en el centro mismo del aula me hiere, me lleva hiriendo tanto tiempo, y es el final de mi erección y el comienzo del griterío de carpetas, estuches, sillas, mochilas y adiós don Alberto me dice Eva, sonriéndome, ajena a mi deseo, mientras yo solo pienso en adiós Eva, abordar y conquistar cada centímetro de su cuerpecillo frágil, con ese olor, sentir que me pierdo, que resucito en ella, en sus suaves muslos, en sus misterios mas abisales, quizás hacerla un poco de daño, solo un poco y pellizcar sus turbadores pezones oscuros, cumbres mágicas de aquellas conmovedoras cimas, hasta mañana, y derramar mi amargo deseo en su cara, en su boca, en su cabello, en sus mejillas, en sus pechos. Morir.

El: esta cenando con ella: su mujer, en la cocina de su casa. Sus hijas hace ya un rato que se acostaron. Con la televisión como testigo locuaz e inútil, hablan con pesada rutina y sin ninguna pasión de como les fue el día. El: cada día mas cansado de luchar con aquellos niños. Ella: harta de y de. El: y este maldito calor que te vuelve loco. Ella: el viernes tengo que llevar a Julia al dentista. El: Eva, Eva, Eva, Eva. Ella: luego ponen una buena película. El: quizás podría pedir un traslado y abandonar aquella asfixiante, con equis, piensa, ciudad. Ella: otra vez, pregunta, otra mudanza mas, se pregunta, otra casa, otra ciudad, otro colegio, otro ambiente para las niñas, le pregunta. Esto no puede ser Alberto, no puede ser. El: Ella: El: voy a subir al trastero a buscar un libro y después me voy a acostar, estoy muy cansado.

Se levanta, rodea la mesa, se agacha y besa a su mujer, secuestrada definitivamente por la televisión, junto a los labios, muy ligeramente, no te acuerdes muy tarde, piensa, dice. Lleva su plato al fregadero de la cocina, mira por la ventana, se acerca a la habitación de sus hijas, abre la puerta con cuidado, entra, esquiva, recoge un dinosaurio de peluche, arropa, besa a Ana, besa, arropa a Julia, que murmulla algo, las mira, las quiere tanto, tanto, sale sin hacer ruido, vuelve a la cocina, oye la televisión de fondo, bebe agua, abre el frigorífico, mira, cierra el frigorífico, sube al trastero, cruje el tercer escalón, también el ultimo, abre la puerta, enciende la luz, tose, enciende un cigarro, cierra la puerta, enciende la radio, busca, no encuentra en esa caja, sigue buscando, apaga, le molesta, la radio, abre un cajón, encuentra, mira hacia arriba, arrima una banqueta, lanza la cuerda, cruza la viga, deja la cuerda, se acerca a una mesa, apaga el cigarro, vuelve, y feliz, con una felicidad tan plena, sin fisuras, tan rotunda que le da miedo y que le arrasa los ojos de lagrimas, pensando en el tierno cuerpo desnudo de Eva que nunca mas volverá a imaginar, se asegura de que el nudo corredizo esta bien hecho, se acuerda de su padre, sonríe, después no.

Se sube a la banqueta.

Para Nani


Responses

  1. POR FIN!!!!!!
    Llevaba tiempo esperándolo…
    Gracias, Javi.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: